Indígenas italianas

Indígenas italianas

Grosso Agontano Rosso Conero DOC 2002 – Garofoli
La nariz de este vino nos puso los pies en Italia. Desde la costa adriática nos llegan aromas muy originales como la canela y miel con cereales: También recuerdo de cola (de Coca Cola). En la boca el vino revela que está en un momento óptimo de su evolución, con taninos turgentes, sabrosa frutosidad y buena acidez. Salame Italiano

Collepiano Sagrantino di Montefalco DOCG 2001 – Arnaldo Caprai
Había leído mucho sobre este mítico productor de la Umbria, que revolucionó la forma de tratar la uva Sagrantino. El Collepiano nos cautivó por su elegancia y gran presencia en nariz, donde encontramos aromas muy distinguidos y en equilibrio: frutos negros, tostados finos y cuero. En la boca la experiencia táctil sola es placentera: el líquido avanza denso pero fresco, con cuerpo pero ágil. Es envolvente y se siente una fruta en un grado perfecto de madurez y unos taninos elásticos para disfrutar el vino hoy, con la certeza de que en un tiempo nos dirá algo que todavía oculta. Croquetas de rissoto con mozarella.

Tancredi Contessa Entellina DOC 2002 – Donnafugata
Comenzó con mucha reducción para después desplegar aromas tostados y de frutos ácidos. La boca está marcada por la acidez, es cálido y el final un poco etéreo. Vino original pero falto de equilibrio. Bruschettas varias, destacando la de portobellos y marscarpone.

Estos vinos no son baratos (entre US$ 40 y US$ 80) pero en ese nivel de precios encontramos algunos neovinos de bombos y platillos, con muchos puntos y sin alma, que se avergonzarían de compartir la mesa con estos ejemplares.

Compartir

Comments (53)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


beylikduzu evden eve nakliyatpaykwik
preloader